El Pump ha conseguido acercar las pesas a la sala de aeróbic y actividades dirigidas. La música pegadiza, las coreografías grupales y el trabajo muscular de todo el cuerpo hacen del Pump una alternativa perfecta para aquellos que quieren divertirse a la vez que entrenan en una clase colectiva.

En esta actividad dirigida se realiza un trabajo de fuerza y tonificación de una hora en la que a lo largo de diez tracks musicales se entrenan los principales grupos musculares, siempre en el mismo orden y con una variación no muy amplia de ejercicios. Es un entrenamiento bastante completo, ya que se trabaja a nivel aeróbico con muy poco descanso entre ejercicios, con el que se gana fuerza y se modela el cuerpo.

Nuestros profesionales aconsejan practicar 2 o 3 veces a la semana eligiendo bien los pesos con los cuales se va a trabajar.

Ventajas del Pump

1.- Favorece el aumento de la fuerza muscular. Los tiempos de la parte concéntrica y excéntrica de las repeticiones van cambiando durante los tracks, dando lugar a un entrenamiento variado

2.- Entrenamiento entretenido y divertido con música actual.

3.- Los monitores están siempre muy activos y se encargan de motivarte durante toda la sesión.

4.- Motivación y competición sana al rodearte de gente.

5.- Al realizar trabajo aeróbico repercute de forma positiva en la quema de calorías y de la grasa acumulada en el cuerpo.

6.- Además, se tonifican los músculos de todo el organismo ya que se trabaja con los principales grupos musculares, se refuerzan las articulaciones y se mejora la resistencia física.

7.- A largo plazo también contribuye a mejorar la postura, sobre todo en relación con la espalda, lo que evita los dolores (lumbalgias, etcétera) que suele ocasionar mantener una postura incorrecta. Está recomendado especialmente para las personas que padecen osteoporosis ya que la práctica del pump aumenta ligeramente la densidad de los huesos.